Cambios en materia social introducidos por las últimas novedades legislativas

Cambios en materia social introducidos por las últimas novedades legislativas

 

Real Decreto-ley 16/2013, de 20 de diciembre, de medidas para favorecer la contratación estable y mejorar la empleabilidad de los trabajadores

 

–    Prohibición de realización de horas extraordinarias a los trabajadores contratados a tiempo parcial. (excepto las provocadas por fuerza mayor).

 – Se permite la formalización de pacto de horas complementarias en los contratos de trabajo a tiempo parcial no solamente indefinidos, sino también temporales, siempre que su jornada semanal, en cómputo anual, no sea inferior a 10 horas.  Asimismo, se incrementa el límite del porcentaje de horas complementarias pactadas a realizar respecto a las que son objeto del contrato, del 15% al 30%. El plazo de preaviso al trabajador de la realización de las horas complementarias pasa de 7 a 3 días. Se establece la obligatoriedad de comunicar al trabajador, en el supuesto de contratos a tiempo parcial, junto con el recibo de salarios, resumen de todas las horas realizadas en el mes, tanto ordinarias como complementarias.

 –   El periodo de prueba en los contratos temporales de duración determinada (art.15 E.T) cuya duración no sea superior a seis meses no podrá exceder de un mes, salvo que se disponga otra cosa en convenio colectivo.

 –     Se establece  un plazo máximo de doce meses para regularizar las diferencias de jornada producidas por la distribución irregular de la misma, siempre que no  exista previsión convencional o acuerdo entre empresa y trabajadores al respecto.

 –   Se amplia de 8 a 12 años la edad del menor para que los trabajadores puedan tener derecho a la reducción de jornada por guarda legal.

 –  Se establece la posibilidad de formalizar contratos de trabajo de apoyo a los emprendedores a tiempo parcial. En estos supuestos, en caso a tener derecho a bonificaciones o incentivos fiscales, éstos se percibirán en proporción a la jornada realizada.

 –  Se posibilita la celebración de contratos de puesta a disposición en prácticas por parte de las E.T.T y las empresas usuarias. Cuando las empresas usuarias concierten con el trabajador, sin solución de continuidad, un contrato de trabajo por tiempo indefinido con el trabajador cedido, gozarán de idénticas bonificaciones a las establecidas con carácter general.

 –  Respecto de los incentivos previstos para el contrato de trabajo a tiempo parcial con vinculación formativa, se concreta el requisito de procedencia de otro sector de la actividad, estableciéndolo como el identificado como Clase mediante un código numérico de cuatro cifras en el Anexo del Real Decreto 475/2007, de 13 de abril, por el que se aprueba la Clasificación Nacional de Actividades Económicas 2009 (CNAE-2009).

 – Se reduce en un 1% el tipo de cotización patronal a efectuar por los contratos de trabajo de duración determinada a tiempo parcial, equiparándolos a los de duración de terminada a tiempo completo. El tipo de cotización patronal por desempleo de estos contratos pasa a ser del 6,70%.

 –  A los trabajadores autónomos que hayan tenido contratados a su servicio de forma simultánea, en algún momento del año, un número de trabajadores por cuenta ajena superior a 10, la base mínima de cotización aplicable para el ejercicio siguiente será la correspondiente al grupo 1 del Régimen General.

 – Se amplía hasta el 31/12/2014 la posibilidad de formalizar contratos de formación no vinculados a certificados de profesionalidad.

 –  Se modifica el artículo 109 de la Ley General de la Seguridad Social, considerando integradas en la base de cotización, y por tanto, sujetas a seguridad social, determinadas retribuciones que hasta el momento se encontraban exentas. A continuación las relacionamos:

 1. Los gastos de locomoción, así como los pluses de transporte y distancia. Sólo se consideran exentos los generados por la utilización de medios de transporte,  siempre que se deban a desplazamientos del trabajador para desarrollar su labor en lugar distinto a su centro de trabajo habitual. En caso de utilización de transporte público habrá que justificar el importe del gasto mediante factura. En caso de otros medios de transporte, se estará a lo dispuesto en la normativa estatal sobre I.R.P.F.

 2.  Mejoras de las prestaciones de la Seguridad Social, como pueden ser las    aportaciones a planes de pensiones.

 3. Mejoras asistenciales concedidas por las empresas, como pueden ser:

a.     Entrega gratuita o a precio inferior al de mercado de acciones o participaciones de la empresa o empresas del grupo.                    

b.     Formulas directas o indirectas (tique restaurante) de  manutención.

c.  Utilización de bienes destinados a los servicios sociales y     culturales del    personal empleado.

d.  Primas de contratos de seguro de AT o responsabilidad civil del empleado.

e.  Primas de contrato de  seguro por enfermedad  común del   empleado y familiares.

f.   Cheque guardería.

 En relación con este cambio normativo, se establece la obligatoriedad de comunicar a la TGSS, por parte de las empresas, en cada periodo de liquidación, el importe de todos los conceptos retributivos abonados a sus trabajadores, con independencia de su inclusión o no en la base de cotización a la Seguridad Social y aunque resulten aplicables bases únicas.

 

Ley 22/2013, de 23 de diciembre, de presupuestos Generales del Estado para el año 2014.

– Revalorización de pensiones. Las pensiones abonadas por el sistema de la Seguridad Social, así como de Clases Pasivas, experimentarán en 2014 un incremento del 0.25%.

La cuantía máxima de las pensiones del Sistema queda establecida en 2.554,49 euros mensuales o 35.762,86 euros en cómputo anual.  

–  El límite de ingresos para tener derecho al complemento por mínimos se fija en 7.080,73 euros anuales.

–  La cuantía de las pensiones de jubilación e invalidez, en su modalidad no contributiva, se fijan en 5.122,60 euros anuales.

– Cuantía anual del extinguido Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez (SOVI), 5.667,20 euros.

–  Se incrementa la base máxima de cotización en un 5% respecto de la fijada para el año 2013, quedando establecida en 3.597,00 euros mensuales o 119,90 euros diarios.

–   Las bases mínimas, al hacerlas depender del Salario Mínimo Interprofesional y no haberse incrementado éste, mantienen idéntica cuantía a las de 2013.

–   Se mantienen los tipos de cotización vigentes para el Régimen General en 2013.

–   En cuanto al Sistema Especial para Empleados de Hogar, se mantienen las bases de cotización y se incrementa el tipo en un 0,9%, quedando fijado en el 23,80%, del que el 19,85% corre a cargo del empleador y el 3,95% a cargo del empleado. En este sistema se mantiene la reducción del 20% en la aportación empresarial a la Seguridad Social para las altas dadas a partir del 01/01/2012, siempre que el empleado de hogar contratado no hubiese prestado servicios a tiempo completo con anterioridad para el mismo empleador, figurando de alta dentro del periodo comprendido entre el 2 de agosto y el 31 de diciembre de 2011. Estos beneficios no resultan aplicables en caso de empleados de hogar que trabajen menos de 60 horas mensuales por empleador y asuman las obligaciones de cotización y afiliación.

 – En el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos la base máxima queda establecida en 3.597,00 euros y la mínima en 875,70 euros. Para mayores de 48 años, con carácter general, la base máxima queda fijada en 1.926,60 euros. Los tipos de cotización permanecen invariados respecto de los de 2013.

Se mantiene la posibilidad, para los trabajadores autónomos que desarrollen de forma simultánea durante el ejerció 2014 un trabajo por cuenta ajena, de que, en caso de que la suma de las aportaciones a la seguridad social en ambos regímenes, tanto de la empresa como del trabajador, superen los 12.215,41 euros, puedan solicitar la devolución del 50% de las aportaciones que excedan de dicha cuantía, con el límite del 50% de las cuotas de cobertura obligatoria ingresadas en el RETA. La solicitud de devolución habrá de formularse en los cuatro meses del ejercicio siguiente.

 –  Se aplaza la aplicación de la disposición adicional trigésima de la Ley 27/2011, consistente en la elevación de forma escalonada, del 52% al 60%, de la base reguladora de las pensiones de viudedad cuyo titular tenga 65 años y cumpla determinados requisitos

 –  El IPREM queda establecido en las siguientes cantidades:

. Diario……………………  17,75 euros.

. Mensual………………  532,51 euros.

. Anual………………… 6.390,13 euros.

. Anual con pagas.. 7.455,14 euros.

 

 –  Se aplaza por un año la entrada en vigor de la disposición adicional quincuagésima octava de la Ley General de la Seguridad Social, que amplía la cobertura por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales a todos los regímenes de la Seguridad Social respecto de los trabajadores que causen alta a partir del 01/01/2013.

–   Con efectos del 01/01/2014, y a consecuencia de la supresión del apartado 8 del artículo 33 del Estatuto de los Trabajadores, se elimina la obligación del pago al trabajador con contrato indefinido por parte del FOGASA de los 8 días de salario por año de servicio de la indemnización generada como consecuencia de los despidos basados en el art 51 y 52 de la misma Ley (despidos por causas objetivas), en empresas de menos de 25 trabajadores.  

 –   Se aplaza al 01/01/2015 la aplicación de la ampliación del permiso de paternidad previsto en la Ley 9/2009.

 –   Se aplaza al 01/01/2015 la introducción de la figura legal del autónomo a tiempo parcial.

 

Real Decreto 1046/2013, de 27 de diciembre, por el que se fija el Salario Mínimo Interprofesional.

 

– El Salario Mínimo Interprofesional no experimenta variación respecto del fijado para 2013, quedando como sigue:

 645,30  euros mensuales.

21,51 euros día.

9.034,20 euros anuales.

 Trabajadores eventuales y temporeros y empleadas de hogar:

 5,05 euros por hora efectivamente trabajada.

 

Ley 23/2013, de 23 de diciembre, reguladora del Factor de Sostenibilidad y del Índice de Revalorización del Sistema de Pensiones de la Seguridad Social.

 

– Esta Ley regula el procedimiento para establecer el incremento anual de las pensiones, desvinculándolo del IPC y relacionándolo con un nuevo índice de revalorización previsto en la correspondiente Ley de Presupuestos Generales del Estado. El resultado no podrá dar lugar a un incremento anual inferior al 0,25%  ni superior a la variación porcentual del índice de precios de consumo en el periodo anual anterior a diciembre del año previo, más el 0,50%.

 Se establece también el denominado “factor de sostenibilidad” que se aplicará a las pensiones que se causen a partir del 2019. Este factor se define como un instrumento que con carácter automático permite vincular el importe de las pensiones de jubilación del sistema de la Seguridad Social a la evolución de la esperanza de vida de los pensionistas, ajustando las cuantías que percibirán aquellos que se jubilen en similares condiciones en momentos temporales diferentes. Este factor se revisará quinquenalmente, revisando para ello la variación interanual de la esperanza de vida que sirve para su cálculo.