EL MALTRATO PSICOLÓGICO DEL HEREDERO AL TESTADOR COMO CAUSA DE DESHEREDACIÓN.

EL MALTRATO PSICOLÓGICO DEL HEREDERO AL TESTADOR COMO CAUSA DE DESHEREDACIÓN.

El Tribunal Supremo, después de la  sentencia dictada el 30 de enero de 2015 en relación con el recurso 2199/2013, reitera su doctrina jurisprudencial a cerca del maltrato psicológico del heredero al testador como causa de desheredación.

La sentencia mencionada, recoge en su fundamento jurídico segundo que a pesar de que las causas de desheredación son las tasadas por el art. 848 del Código Civil, no quiere decir que la interpretación o valoración de la concreta causa, deba ser expresada con un criterio rígido o extremadamente restrictivo.

Es lo que ocurre en este caso con los malos tratos o injurias graves de palabra como causas justificadas de desheredación, que, deben ser objeto de una interpretación más flexible conforme a las circunstancias que se dan en la actual realidad social, al signo cultural y a los valores del momento en que se producen.

En la actualidad, el maltrato psicológico, como acción que determina un menoscabo o lesión de la salud mental de la víctima, debe interpretarse dentro del dinamismo conceptual que encierra el maltrato de obra, sin que la alegación de falta de jurisprudencia al respecto suponga un obstáculo.

La inclusión del maltrato psicológico, sienta su fundamento en nuestro sistema de valores, en concreto en la dignidad de la persona como elemento básico de los derechos constitucionales y su proyección en el marco del Derecho de familia como cauce de reconocimiento de los derechos sucesorios, destacando los derechos hereditarios de los legitimarios del causante.

Por último la sentencia recoge que la inclusión del maltrato psicológico, en la línea de la voluntad manifestada por el testador, viene reforzada, además, por el criterio de conservación de los actos y negocios jurídicos que el TS tiene reconocido como principio general del derecho.

Esta nueva sentencia, pues, viene a reforzar la línea jurisprudencial que viene adoptando el TS desde hace unos años hasta la fecha.