FACTOR DE SOSTENIBILIDAD DE LAS PENSIONES

FACTOR DE SOSTENIBILIDAD DE LAS PENSIONES

El factor de sostenibilidad que establece la Ley 23/2013, reguladora del Factor de Sostenibilidad y del Índice de Revalorización del Sistema de Pensiones de la Seguridad Social, es un parámetro adicional a los ya existentes para el cálculo de la pensión de jubilación inicial, que ayuda a conseguir una cuantía media de las pensiones compatible con el nivel de gasto total destinado a esas pensiones y a mantener el equilibrio financiero del sistema a medio y largo plazo.

Fue la Ley 27/2011, sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de la Seguridad Social, la que en su artículo 8 añadió una nueva disposición adicional quincuagésima novena a la LGSS, que introdujo en nuestro sistema la figura del factor de sostenibilidad.

 

FACTOR DE SOSTENIBILIDAD DE LA PENSIÓN DE JUBILACIÓN

 

El factor de sostenibilidad se introduce en el apartado 1 del artículo 163 de la Ley General de la Seguridad Social y se define como un instrumento que con carácter automático permite vincular el importe de las pensiones de jubilación del sistema de la Seguridad Social a la evolución de la esperanza de vida de los pensionistas, a través de la fórmula que se regula en esta norma, ajustando las cuantías que percibirán aquellos que se jubilen en similares condiciones en momentos temporales diferentes.

Su finalidad es mantener la proporcionalidad entre las contribuciones al sistema y las prestaciones esperadas, garantizando a las generaciones presentes y futuras la percepción de pensiones adecuadas y suficientes, de manera que ajusta la pensión inicial de jubilación de manera que el importe total que perciba a lo largo de su vida un pensionista que acceda al sistema de pensiones dentro de un cierto número de años, y que previsiblemente tendrá mayor esperanza de vida, sea equivalente al que perciba el que se jubile en un momento anterior. Para ello se relaciona la esperanza de vida estimada en ambos momentos.

Para conseguir una mayor estabilidad frente a posibles fluctuaciones anuales de la esperanza de vida a una determinada edad, se ha optado por utilizar períodos quinquenales para determinar la evolución de dicha esperanza de vida el primer año para su aplicación será el ejercicio 2019, permitiendo un período suficientemente amplio como para que hasta entonces los potenciales pensionistas de jubilación puedan ser informados de las consecuencias de la puesta en práctica del factor y tomar medidas, en caso de considerarlo necesario.

El factor de sostenibilidad se aplicará por una sola vez para la determinación del importe inicial de las nuevas pensiones de jubilación del sistema de la Seguridad Social.

Para el cálculo del factor de sostenibilidad se tendrán en cuenta las tablas de mortalidad de la población pensionista de jubilación del sistema de la Seguridad Social elaboradas por la propia Seguridad Social y los 67 años como edad de referencia.

 

ÍNDICE DE REVALORIZACIÓN

Se modifica el art. 48 de la LGSS ya que la vinculación de la revalorización periódica de las pensiones de acuerdo con el IPC ha venido siendo cuestionada como consecuencia de los problemas de índole demográfica y económica, recomendándose la posibilidad de utilizar otros índices de revalorización basados, entre otros, en el crecimiento de los salarios, la evolución de la economía o el cómputo de las cotizaciones a la Seguridad Social, siendo aconsejable que se tengan en cuenta los efectos que dichos índices han tenido sobre la sostenibilidad del sistema de pensiones de los países de nuestro entorno. En ningún caso el resultado obtenido mediante la expresión matemática contenida en el citado artículo podrá dar lugar a un incremento anual de las pensiones inferior al 0,25 por ciento ni superior a la variación porcentual del índice de precios de consumo en el periodo anual anterior a diciembre del año, más 0,50 por ciento.

Asimismo se modifica el artículo 27 del texto refundido de la Ley de Clases Pasivas del Estado, al objeto de incluir la aplicación del índice de revalorización en la determinación de la cuantía de las pensiones de clases pasivas, incluido el importe de pensión mínima, y los haberes reguladores aplicables para la determinación de la cuantía de las mismas.

 

La norma entra en vigor el día 27 de diciembre de 2013, día siguiente a su publicación en el Boletín Oficial del Estado y el factor de sostenibilidad se aplicará a las pensiones de jubilación del sistema de la Seguridad Social que se causen a partir del 1 de enero de 2019.